“La bomba y la esvástica”, conferencia en el Planetario de Pamplona

Hoy miércoles 9 octubre,  a las 19:30, en el Planetario de Pamplona tenemos la conferencia “La bomba y la esvástica”, por el Prof. Amand Lucas, Universidad de Namur (Bélgica).

Años 40: en plena II Guerra Mundial los físicos más importantes del mundo comprenden que el poder del átomo proporcionará un arma atroz, en una escala que nunca el ser humano había alcanzado. ¿Qué habría sucedido si los nazis hubieran conseguido desarrollar la bomba atómica antes que los estadounidenses? ¿Cómo sería el mundo si cuando los físicos que habían estado colaborando en el desarrollo de la nueva ciencia hubieran actuado de forma diferente en unos u otros países? Como si de una tragedia griega se tratara, “La Bomba y la Esvástica” presenta el fatal destino de la humanidad y cómo las decisiones individuales pueden desatar el más devastador poder de los dioses… Amand Lucas, físico, buceó en los datos históricos del programa atómico alemán en la guerra, con acceso a las muy poco conocidas memorias de la viuda de Niels Bohr (uno de los principales actores de esta tragedia, el físico danés que justo hace un siglo creó el primer modelo cuántico del átomo) y las transcripciones secretas que se obtuvieron tras la guerra de las conversaciones de los físicos que colaboraron con el III Reich cuando estaban detenidos en el Reino Unido. Con todo ello compuso un apasionante viaje teatral que, ahora en el Planetario de Pamplona y de la mano del Festival de la Ciencia QUANTUM 13 Passion for Knowledge, nos permitirá entender mejor unos hechos sorprendentes. Amand Lucas es físico, trabaja en la Universidad de Namur (Bélgica) y participa en Quantum3, un ciclo de conferencias, congresos, encuentros y más actividades organizado por el Donostia International Physics Center en el marco del proyecto Euskampus, Campus de Excelencia Internacional de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea.

LA BOMBA Y LA ESVÁSTICA

the bomb and the swastika bookEl título de la charla es sin duda irresistible, pero la historia que tiene detrás, la de la bomba atómica, es una historia que cambió el mundo. Como dijo Robert Oppenheimer, el físico que llevó la dirección científica del proyecto Manhattan (el esfuerzo durante la II Guerra Mundial para que EEUU fuera el primero en desarrollar la bomba atómica, en los laboratorios de Los Álamos, Nuevo México):

Supimos que el mundo no sería el mismo. Unas pocas personas rieron, unas pocas lloraron, muchas estuvieron en silencio. Recuerdo la línea de la escritura Hindú, el Bhagavad-Gita. Vishnu está tratando de persuadir al Príncipe para que haga su deber y para impresionarlo toma su forma con múltiples brazos y dice,

“Ahora, me he convertido en la muerte, destructora de mundos.”

Supongo que todos pensamos eso, de una u otra forma”.

Pero antes del lanzamiento de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, a comienzos de los años 40, con el proyecto Manhattan en marcha, surge la duda de cuán avanzados estarán los físicos alemanes que quedaron trabajando para el régimen nazi en desarrollar un arma basada en el poder energético del átomo, miles de veces más importante que los explosivos convencionales. Lo cierto es que el desarrollo no era evidente: pasar de la física teórica a la tecnología militar involucraba un salto mucho más allá del ingenio humano, y requería también una potencia de cálculo enorme. ¿Habrían sido capaces los alemanes de ganar en esa terrorífica carrera? En Copenhague se reunieron dos de los físicos más importantes del mundo, el danés Niels Bohr, cercano al proyecto aliado de los estadounidenses, y Werner Heisenberg, que colaboraba con el proyecto de su país. Esa entrevista ha sido objeto de muchas conjeturas, pero fue solamente uno de los actos en un drama sorprendente.

Amand Lucas realizó un cuidadoso trabajo de investigación, como solo puede hacerlo además un físico muy importante y conocedor profundo de las sutiles matemáticas de la mecánica cuántica. Accedió a información del archivo personal de Niels Boh, y también a las transcripciones de Farm Hall, la vivienda en la que Werner Heisenberg y otros nueve científicos físicos del “Uranium Project”. el proyecto atómico nazi, estuvieron retenidos durante medio año. Cuando se produce el 6 de agosto de 1945 la detonación de la primera bomba atómica, en Hiroshima, estos físicos leyeron un comunicado con su versión “oficial”: habían retrasado deliberadamente la bomba atómica nazi para salvar al mundo…

Pero el profesor Lucas tiene otra visión, y nos acerca con los datos históricos a ese enorme dilema moral de los científicos que supieron ser capaces de destruir mundos. Precisamente “The Bomb and the Swastika: Moral dilemma faced by history’s greatest scientists, who tickled the tail of the sleeping nuclear dragon” es una obra de teatro que realizó, publicada en inglés en 2011, y que servirá de hilo conductor de su conferencia en Pamplona.

NOTA:
La conferencia se desarrolla en inglés, y contamos con un sistema de traducción simultánea.
Entrada libre y gratuita hasta completar aforo.
Apertura de puertas: 19.15
Comienzo de la charla: 19.30

AMAND LUCAS: PASIÓN POR LA FÍSICA

amand lucas dipcAmand Lucas obtuvo su Doctorado en Ciencias Físicas en 1966 en la Universidad de Lieja (Bélgica). De 1962 a 1974 ejerció como investigador para la Fundación Nacional Belga de Investigaciones Científicas. En 1967 y 1968 desarrolló su investigación post-doctoral en el Battelle Memorial Institute de Columbus en Ohio (EE.UU.). En 1970 fue científico visitante en el ICTP (Centro Internacional de Física Teórica) en Trieste (Italia). De 1970 a 1972 trabajó en el ESTEC (Centro Europeo de Ciencia y Tecnología) en Noordwijk (Holanda). En 1974, fue nombrado Catedrático de Física en la Universidad de Namur, donde trabajó hasta su jubilación en 2002. Durante su carrera profesional, realizó dos periodos sabáticos, primero en el Centro de Investigación IBM en Yorktown (Nueva York) en 1977-78 y posteriormente en IBM Almaden (California) en 1986-87.

Como físico teórico, Amand Lucas ha trabajado en el campo de la Física de la Materia Condensada, centrándose en la Física de Superficies. En 1985, recibió el Premio Francqui de Ciencias Exactas (Bélgica) por sus investigaciones en dichas áreas. En 2001 obtuvo el Premio Wernaers por sus técnicas docentes innovadoras en el campo de la biología estructural del ADN. Es miembro de la American Physical Society desde 1983, así como de la Academia Real de las Ciencias, las Letras y las Bellas Artes de Bélgica y de la Academia Europea.

Amand Lucas es autor de varios cientos de monografías, libros y artículos científicos.

Publicado en Uncategorized y etiquetado , , .